miércoles, 21 de marzo de 2012

Vandalismo en el parque de María Luisa - Sevilla



Esta mañana encamine mis pasos, como muchas mañanas a dar una vuelta por el Parque de María Luisa,  debí haber abierto antes mi correo como suelo hacer casi todos los días, hubiera ido sabiendo ya lo que me iba a encontrar, pero no fue así y tuve la sorpresa y no precisamente grata sorpresa de ver que: gamberros, sin educación y con muy malas ideas, diría yo, han ocasionado serios destrozos en la plaza de América
Se han visto afectadas la Glorieta de Cervantes en la que han arrancado uno de los anaqueles, que ahora mismo se encuentra tirado en el suelo.  La Glorieta de Rodríguez Marín,  está incluso acordonada pues los destrozos han sido mayores
Continuando hacia la zona de las palomas, en una rotonda pasado el estanque también han hecho de las suyas


Quiero recordar que esta plaza termina de ser restaurada y ha supuesto una considerable inversión
Quiero recordar que este parque es mundialmente conocido y está  catalogado como monumento 
Quiero recordar que somos, me atrevería a decir mayoría, los ciudadanos que somos amantes y sensibles  de esta ciudad y de su patrimonio en general y de sus parques y jardines en particular.
Somos muchos, quizás la mayoría que nos gustaría tener una ciudad limpia y cuidada,
Que somos muchos los que religiosamente y con esfuerzo pagamos nuestros impuestos para que esto sea así
Que no es de recibo que esto suceda. Condeno contundentemente estos actos
Insto a las autoridades a que pongan las medidas necesarias para que estos sucesos no vuelvan a repetirse y esta ciudad, que aspira a ser ciudad del turismo. pueda dar una imagen no solo para sus ciudadanos, sino también de cara a sus visitantes, de belleza, decoro y educación, una ciudad del primer mundo.

Tiene elementos suficientes como para ser envidiada por su belleza y su patrimonio.
¡No permitamos que lo destrocen!
Está claro que es necesaria una vigilancia permanente y al que se coja haciendo destrozos que lo pague, con dinero o con trabajo, a poder ser de sol a sol, para que le sirva de escarmiento y aprenda el valor de lo que destruye  
Continúe paseando por el parque  y el vandalismo no tiene fin, en la glorieta de los torreros le han quitado el cristal protector a su cartel, y las pintadas siguen por doquier
Todo no iba a ser malo, pude admirar en el pabellón de Artes y Costumbres populares una exposición de Cerámica de la Casa Pikman que me gusto mucho, además de tener el encuentro con una antigua compañera de trabajo que también fue  una alegría

En el patio una vitrina exponiendo un circo ecuestre


A la salida un grupo numerosos de niños salía de ver el museo, espero que  hayan aprovechado no solo en contarles al parecer unos cuentos que en la puerta les pedían no olvidaran, sino que también les hayan hablado de los valores de este parque y de esta plaza y de cómo debe ser nuestro comportamiento, de pequeños es cuando más se aprende y menos se olvida. Es una tarea que deberían compartir por igual familias y educadores.

También me lleve un pequeño disgusto al comprobar que la cica que adornaba la parte derecha de la entrada a este museo había desaparecido, pregunte y me informaron que se había caído sola,  quizás por la edad, me acerque y vi que en uno de sus costados la madera del tocón estaba completamente podrida, no soy experta para saber si es la edad, todo ser vivo tiene su ciclo, o la falta de cuidado, ya había pasado con la que se encontraba en el lado opuesto y que en la restauración de la plaza ha sido repuesta, es de sentir porque era un magnífico ejemplar, cabe recordar que estos seres catalogados como  prehistóricos tienen un lentísimo crecimiento  y conseguir el tamaño que se puede observar tenia es cuestión de muchísimos años






Pude entrar, no lo había hecho nunca en el patio del Pabellón Real, no pude pasar del patio pues allí lo que hay son oficinas, pero quede maravillada de sus azulejos y sus puertas
También goce de la belleza y esplendor de las Fotinias y los Árboles del amor que se encuentran ahora en plena floración, todo un deleite para nuestro sentido de la vista y también del olfato
No sé como en pleno comienzo de una estación tan bonita como es la primavera y que tanto se palpa en este recinto, pueden algunas personas ser tan salvajes y tan bestias, esa es la palabra
Una de cal y otra de arena, esto fue el parque hoy para mi
Daria algo porque estos hecho no se repitieran
Y recuerdo que gozamos de libertad, concepto defendible donde los haya, pero que la libertad individual comienza donde terminan los derechos de los demás
Considero que mi derecho y el de las muchísimas

personas que piensan como yo es la de gozar de una ciudad limpia y cuidada donde podamos ir con la cara en alto sin sentir vergüenza
Rogaría a todo el que lea este post que lo difunda a ver si entre todos conseguimos algo de concienciación hacia nuestra ciudad y nuestro patrimonio. Todos debemos de ayudar a concienciar a las personas de que debemos cuidar nuestra ciudad y nuestros parques, cada uno debemos de ser conscientes de que la ciudad y sus jardines deben estar cuidados pero no es posible tener un vigilante y un limpiador detrás de cada uno de nosotros, es muy pequeño el esfuerzo individual que requiere y muchos los beneficios
Me gustaría, sería feliz, si Sevilla fuera un ejemplo para todos y todos pudieran admirar sus bellezas y sus gentes

Según la prensa los daños ocasionados se han valorado en 44.000 €
cogerán a los causantes? !me temo que no!

jueves, 15 de marzo de 2012

"Kiosco Abilio" en el Parque de María Luisa - Sevilla


Que mejor forma de saborear un parque o de descansar después del paseo que con un rica y fresca cervecita. Pues esa, la podéis encontrar en el "Kiosco de Abilio", fundado por Abilio Jesús Cabrera, industrial

El Kiosco de Abilio  está ubicado detrás del Pabellón Real, comienzo de la Avenida de las Palmeras canarias y junto a la salida para Felipe II

Plenamente relacionado con la Exposición Iberoamérica de 1929 cuando abre sus puertas, aunque ha tenido reformas posteriores en 1950 y en el 2000

Este parque de María Luisa todo el que me conoce sabe que forma parte de una de mis pasiones, nada es tan reconfortante como pasear por sus avenidas y disfrutar de sus árboles, aunque de vez en cuando una se lleve un pequeño disgusto
Parar,  de regreso, en este kiosco y beberse una cervecita fresquita como ellos te la ponen y tomarte una de sus buenas tapas te da las energías necesarias  para llegar a casa. Goza de un precio más que razonable y una buena calidad, además,  reparten amabilidad que es algo de suma importancia para el cliente
Pararte un sábado o festivo y ver el ritmo de trabajo, la forma de sacar los vasos, las botellas, escanciar la cerveza, atender a todos por todos lados puede llegar a producir algo de cansancio ajeno, yo pregunte un día a la persona que normalmente esta allí como llegaba a su casa. Podéis imaginaros. Esto forma parte del buen hacer y desgraciadamente hoy se está perdiendo

He buscado por internet y son muchos los que coinciden con mi opinión y se señala como una perfecta opción para los residentes en Felipe II en las calurosas noches veraniegas. Como esta en un buen sitio y cuenta con veladores, es ideal para ir con niños y que estos disfruten del lujo que representa este parque, los mayores pueden gozar de los árboles que rodean el espacio, ahora mismo enfrente, detrás del pabellón real hay un espléndido árbol del Amor en plena floración


Sirvió en su momento como lugar donde acudían a refrescarse e incuso vestirse los balompedistas, puesto que muy próxima a la Glorieta Virgen de los Reyes, justo detrás del hoy Museo Arqueológico estaba el terreno de juego del Sevilla balompié
En diciembre de 2006 Turismo premió a los comercios de Sevilla con más de 50 años, un azulejo fue el distintivo que llevan estos comercios simbolizando este reconocimiento, que fue entregado en los Centros de Peyre de manos del Alcalde. Entre ellos se encontraba el Kiosco Abilio.  “han sido ejemplo de cómo generaciones de industriales han sido capaces de construir futuro a base de tradición y de mantener vigentes sus establecimientos construyendo sobre su propia historia”, fuente. (ABC)

viernes, 2 de marzo de 2012

Glorieta de los Marineros Voluntarios / Monumento a Juan Sebastián Elcano / Parque de María Luisa / Sevilla


Ya en tiempos remotos se había llegado a la conclusión de que la luna y el sol que se mostraban como un disco circular debían de tratarse de cuerpos esféricos. Por lógica si el sol iluminaba la tierra y proyectaba su sombra sobe la superficie de la luna la única forma geométrica cuya sombra es circular es la esfera, por tanto la tierra tenía que ser esférica. Pero un  observador no podía darse cuenta de su curvatura. Así la primera prueba directa de la esfericidad de la Tierra  tardaría en llegar casi XVI siglos.

El acontecimiento vino de la mano de Fernando de Magallanes cuando parte de Sevilla con cinco naves, la Santiago, la San Antonio, la Concepción, la  Trinidad y la Victoria,  y doscientos cincuenta hombres, ondeando la bandera de España, por encargo de Carlos V, el 10 de agosto de 1519
Su objetivo,  alcanzar las islas de las especias a través de occidente

Fue Magallanes el primer navegante que guió una expedición desde Europa a Asia por la ruta del Oeste,  en 1520 cruzaron un paso que bautizaron como estrecho de Magallanes, encontrándose con el mayor de los océanos que denominaron pacífico pues lo encontraron en calma, tardaron 100 días en cruzarlo
 
azulejo conmemorativo de la primera circunvalación a la tierra
 
Magallanes falleció combatiendo contra los indígenas en una de las islas que había descubierto, islas que recibieron el nombre de filipinas en honor del hijo de Carlos V y aunque no pudo terminar el recorrido, es reconocido como el primero en circunvalar el mundo.

El impacto histórico de su viaje consistió en demostrar que efectivamente  el mundo era redondo, abriendo una ruta comercial a los exploradores de todo el mundo.
También fue el primer europeo en alcanzar Tierra de Fuego, al final de la Patagonia (Argentina), y en descubrir el pasaje que une los dos océanos bautizado con el nombre de estrecho de Magallanes
En Septiembre de 1522 llegó  a puerto  la nao Victoria, cargada de especias, con 18 hombres   los únicos que había logrado sobrevivir  al viaje de circunvalación  iniciado  por Magallanes y que se logró terminar al mando de Juan Sebastián Elcano
Habían realizado la proeza de ser los primeros en dar la vuelta al mundo
Se había demostrado que la tierra era redonda.
Nada más desembarcar, cansados y extenuados,  se dirigieron a la Catedral de Sevilla para dar gracias a la virgen por su regreso

Para conmemorar esta hazaña el Ayuntamiento de Sevilla convocó un concurso público para  levantar un monumento a Juan Sebastián Elcano, resultando ganador el   proyecto del escultor Antonio  Cano Correa, piedra, bronce, agua y vegetación eran los elementos elegidos para conformar el monumento



Si viniendo de la Plaza de España, atravesamos la avenida de Rodríguez Casso, o Avenida de los magnolios, al salir del parque nos encontramos con la magnífica glorieta dedicada a Juan Sebastián Elcano
La figura de Juan Sebastián Elcano tiene 2 metros de altura representa  su entrada triunfal en Sevilla, saludando con la mano Izquierda, en la derecha porta las cartas de navegación, en sus pies vemos una gaviota, representa un símbolo marino
Detrás, sirviendo de telón de fondo,  un paramento de piedra caliza, en él se encuentra tallado un mapamundi en hueco-relieve, a su lado una columna de 12 metros de altura y 2 de diámetro
En esta columna encontramos tallados, hasta su tercera parte y  en relieve episodios del viaje, la documentación procede de la crónica del marino Antonio Pegaffeta
Consta de 4 niveles con 10 figuras por nivel, 40 figuras en total que ocupan una superficie de 48 m2
En el primer nivel se  vemos  la partida de la expedición de Sevilla, con figuras que representan diversas clases sociales  que  salieron a despedir la expedición, representado a la clase alta hay dos figuras entrelazadas  con un lujoso vestuario decorado.
Algunos de estos personajes tienen la cara de personajes reales, así,  aparecen los rostros de José Hernández Díaz, Antonio Sancho Corbacho. Como clase trabajadora está el escultor en el que se autorretrató vistiéndose de la época, puso  un perro a sus pies en señal de fidelidad. En el marinero vuelto de espalda retrata a su hijo
En el segundo nivel, se representa el contacto con los pueblos donde desembarcan, vemos marineros mirando el horizonte, portando velas, víveres,  algunos desnudos con guirnaldas de flores
En el tercer nivel se representa la lucha con estos pueblos y la muerte de Magallanes, podemos ver su cuerpo abatido, lanzas,  espadas, etc , ha distinguido dos escenas separadas por um árbol, a un lado los indígenas y al otro los navegantes

En el cuarto nivel se representa el regreso a Sevilla y la visita a la Virgen de la Antigua, en la Catedral de Sevilla  para dar las gracias por haber sobrevivido, también se divide en dos grupos  a derecha e izquierda, sobre ellos dos ángeles, el frente de la marcha, Juan Sebastián Elcano, sobre su cabeza aparece el año en que se termino (Sevilla, año 1972, NODO) y en una cinta que cuelga de su espalda aparece la firma de Antonio Cano
Como remate a la columna una rosa de los vientos de bronce para darle el toque marinero
Todo tiene significado, el agua representa el mar, los surtidores le dan el movimiento y la vegetación le aporta colorido
Y como fantástico fondo, el Parque de María Luisa
Tardó tres años en realizarlo, dos en modelas las figuras y un año en tallar la columna in situ, con un solo ayudante, terminado el monumento, con 64 años de edad se dedico a la pintura
Nació en Guajar Faraguit, pueblo de la cornisa mediterránea granadina, falleció habiendo cumplido los 100  años.
Fue catedrático  de talla en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla, siendo numerosos los premios y reconocimientos a su labor
Premio extraordinaria en la Escuela de Artes y Oficios de Granada
Primera medalla en la exposición regional, en el Centro Artístico de Granada
Premio extraordinario de la escuela de Artes y Oficios de Madrid
Tercera medalla de escultura en la expo Nacional de BB.AA de Madrid, con la obra de Cristo Yacente
Segunda medalla de escultura,  en la exposición nacional de BB:AA con la obra Muchacha del Cántaro
Primer premio de escultura en el concurso Nacional del Ministerio de Educación y Ciencia  con la obra Maternidad
Primer premio  en el concurso nacional de escultura convocado por le Dirección General de Colonización para erigir una estatua a San Isidoro
Primera medalla de escultura, en la exposición nacional de BB.AA. con la obra Relieve de San Martín
Primer premio del concurso convocado por la Fundación Rodríguez Acosta para una medalla a García Lorca
Medalla de Oro de la Ciudad concedida por el Ayuntamiento de Granada
Medalla de  Honor por la Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla, en la modalidad de Escultura y Pintura
En Sevilla podemos además admirar las esculturas de “Señoritas tomando el Sol” en la Glorieta de la Cigarreras en el Barrio de los Remedios 

Las portadas en la Universidad (Fabrica de Tabaco), de la Facultad de Derecho y detalle en la de Ciencias
 
 
 
 
 
 
La portada de la Iglesia de San Lorenzo
 
Y la escultura de Alfonso X el Sabio en la Capilla Real de la Catedral



JUAN SEBASTIAN ELCANO
 

Marino español que participó en la primera vuelta al mundo, quedando al mando de la expedición tras la muerte de Fernando de Magallanes
Nació en 1476 en Guetaria (Guipuzcoa), desde joven se enroló en barcos pesqueros y comerciales adquiriendo experiencia marinera,
Formó parte de la expedición militar contra Argel, dirigida por  Francisco Jiménez de Cisneros.
Al regresar se estableció en Sevilla, aquí es donde conoció el proyecto de Magallanes para descubrir la ruta de las Indias occidentales. Se alisto  en esta expedición como contramaestre de la Nave Concepción
Zarparon de Sanlúcar de Barrameda en Septiembre de 1519, La expedición estuvo plagada de contratiempos
Después de la muerte de Magallanes e Filipinas en 1521, durante una escaramuza con los indígenas, fue elegido jefe de la expedición Gonzalo Gómez de Espinosa y al frente de la nave Victoria Juan Sebastián Elcano, después de arribar en las Islas Molucas se inició el regreso a España
La Trinidad navegaba mal y se quedó en  Tidore para su reparación. Elcano toma el mando para su regreso
Tenía problema de volver sin conocer el camino de regreso por el Pacifico por lo que eligió volver por los mares portugueses, hacia el oeste bordeando África y rutas conocidas
Tras atravesar el Índico y dar la vuelta a África completo la circunnavegación de la tierra consiguiendo regresar al punto de partida, Sanlúcar de Barrameda, el 06/09/1592 en la nao Victoria, junto con 17 supervivientes.


 

El 8 de septiembre fue descargada en Sevilla la única  nave que logró regresar

Murió de escorbuto en 1525 a bordo de la nao Victoria cuando participaba en una expedición  de García Jofre de Loaisa a las Molucas
El Rey Carlos I de España le concedió una renta de 500 ducados de oro anuales y como escudo una esfera del mundo con la leyenda en latín “Primus cincundediste me” El primero que me dio la vuelta
En Sevilla, Junto al Rio, al lado de la Plaza de Cuba

 


El buque escuela de la Armada Española lleva su nombre

FERNANDO DE MAGALLANES
Nace en Sabrosa (Portugal) en 1480, navegante portugués l servicio el rey de España, fue el primer europeo en pasar desde el océano Atlántico al Océano Pacífico, descubriendo lo que hoy denominamos estrecho de Magallanes, con 10 años sirvió como paje en la corte de  la reina Leonor esposa de Juan II de Portugal. Se casó en Sevilla y tuvo dos hijos uno murió al nacer y otro siendo muy niño

Participó en la conquista de Malaca, las cartas de su amigo Serrao que había  partido en la primera expedición a las Islas de las Especias, serian decisivas, pues en ellas obtuvo información  sobre los lugares productores de especias. Después de participar en la batalla de Azamor (Marruecos)  fue acusado de comerciar ilegalmente con los moros. Rechazo la oferta de   formar parte de la tripulación de un navío portugués y se dedico a estudiar cartas de navegación , investigando la posibilidad  de que las Molucas estuvieran en la zona española definida en el Tratado de Tordesillas y la posibilidad  de llegar a las Molucas por Occidente, consiguió la aprobación de  Carlos I, que lo nombra capitán, para que parta en busca de la isla de las Especias, mas adelante los asciende a comendadores y les otorga una serie de privilegios
Con muchos incidentes comenzó la preparación del viaje que debería de partir de Sanlúcar de Barrameda. La tripulación era variopinta
Antonio Pigaffeta, cronista y cartógrafo de la Republica de Venecia, participo en la expedición a  sus propias expensas y escribió un diario completo del viaje, siendo uno de los pocos en regresar, nos legó un importante registro de donde se pudo extraer mucho de los que se sabe de este episodio
La expedición partió de Sevilla  en agosto de 1519 y de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre
Propiciado por los inhóspito del paisaje,  la escasez de víveres y el deseo de regresar , sufrió  una conspiración  dirigida por el capitán de la Concepción  y Juan de Cartagena que  había sido relevado del mando  de la San Antonio , logró sofocarla, uno de los amotinados fue asesinado y los restantes  condenado a muerte y abandonado en la costa
Una vez superado el suceso llegaron a la zona que en honor el día en que se encontraban 1 de noviembre llamaron estrecho de todos los santos, más tarde estrecho de Magallanes. Cruzarlo fue una ardua tarea. Una vez superado llegan al mar Pacífico, así denominado porque no encontraron tempestades
A esta expedición no le faltaron contratiempos ni dificultades, entre  el estrecho de Magallanes y las Islas Molucas, no encontraron ningún punto de tierra así el hambre y el escorbuto se cebaron con la tripulación. A de Pigaffeta describe:
“La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era podrida y hedionda. Por  no morir de hambre nos hemos visto obligados a comer trozos de cuero que cubrían el mástil mayor a fin de que las cuerdas no se estropeen contra la madera… Muy a menudo, estábamos reducidos a alimentarnos de aserrín; y las ratas, tan repugnantes  para el hombre, se habían vuelto un alimento tan buscado, que se pagaba hasta medio ducado por cada una de ellas… Y no era todo. Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflamaba   las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos…”
En marzo de 1521 encontraron una isla en la que aprovecharon para descansar y recoger víveres
Magallanes pereció en la batalla de Mactán  con una tribu, en la isla filipina de Mactán
Tras su muerte es elegido jefe de la expedición  Gonzalo Gómez de Espinosa y al frente de la nave Victoria el capitán Juan Sebastián  Elcano , tras arribar a las Molucas, se inicia el viaje de regreso que ya hemos comentado